lunes, 24 de noviembre de 2008

EL LADO OSCURO... DE LA LUNA.


Un nuevo tema me obsesiona, me inquieta y me hace pensar más y más. No duermo, no como, no bebo (gracias), no sé, no contesto, NO VIVO, sólo puedo centrarme en una cosa: la Luna.
¿Por qué siempre le vemos la misma cara? ¿Acaso nos oculta algo en la cara que no vemos? ¿Cómo llegó hasta ahí?


La verdad es que, hasta donde sabemos, la Luna siempre nos da la misma cara porque tarda el mismo tiempo en dar una vuelta sobre sí misma que en torno a la Tierra, como los planetas que orbitan muy cerca de sus estrellas (se considera este fenómeno en sistemas extrasolares, ya que Mercurio, según recientes investigaciones, no tiene el mismo periodo de rotación que de translación, como se creía antiguamente). Este movimiento es debido al gradiente gravitacional de la Tierra y la Luna, que además de hacer ésto, provoca la existencia de mareas y estabiliza la órbita de la Luna.


Sí, sí, todo esto es muy bonito, pero, ¿por qué? Si, ya sé que soy una pesada, pero es que quiero saber cómo demonios se pudo formar este conjunto Tierra-Luna tan equilibrado, y seguro que tú también, no lo niegues, que te he visto...


Seguramente esto mismo es lo que se ha preguntado la NASA durante muuuucho tiempo, de ahí que mandara hombres a la Luna para tomar muestras y aclarar así un poco más esta incognita. Recordemos un poco lo que pasó, cómo comenzó todo, los viajes y las sondas, porque gracias a ello pudieron elaborar la teoría que más o menos conocemos hasta hoy. Eso sí, después os contaré la otra teoría que me he encontrado para que comparéis y obtengáis vuestra propia conclusión, que de eso se trata.


Pero antes, ya que esto va de viajes ahora, empecemos por los cinematográficos (que supongo que serán las ideas que tomarían muchos ingenieros), pero los del cine mudo, que a mi juicio tienen más mérito y mucho más ingenio que algunas películas de ahora. Supongo que habrá muchas, yo sólo os contaré 2 (vamos, las que he visto):



- "Viaje a la Luna" (1902) de George Méliès (uno de los mejores magos del mundo que usaba el cine como un medio más de ilusionismo): es un corto de aproximadamente 15 min. que narra la historia de unos astronautas que son lanzados a la Luna, una obra basada en las novelas de Verne ("De la Tierra a la Luna") y Wells ("El primer hombre en la Luna"). Allí los hombres se encuentran con los selenitas y les ocurren cosas...

- "La mujer en la Luna" (1929) de Fritz Lang (autor de la legendaria película "Metrópolis"): La película nos cuenta, con un argumento muy elaborado, la idea de un científico que, en un principio fue rechazada por sus compañeros de profesión, se lleva a cabo 30 años después. En la operación no sólo hay intereses científicos sino especulativos, ya que la teoría considera que en la cara oculta de la Luna exite una atmósfera y, por tanto, oro, además de seres vivos.
Al final, después de muchas vueltas (se pueden ver los cálculos que tienen que hacer, las líneas de acción de la gravedad de la Tierra y de la Luna, la velocidad de escape y la trayectoria que han de seguir para entrar en la órbita de la Luna y aterrizar en la cara oculta, etc.), construyen el cohete espacial y comienzan el viaje, y bueno allí les pasan muchas cosas...
Tengo algo que decir de esta película y es que para haber sido grabada en los años 20, está muy bien elaborada, cuidando todos los detalles para que se ajustasen lo más posible a la realidad, con los métodos de la época, claro. Hay algo que me sorprendió muchísimo (entre otras muchas cosas), y es cómo se las arregraban para grabar la ingravidez sin apenas efectos especiales: utilizaban correas atadas al suelo donde introducían los pies y así podían sostenerse. Realmente astuto, si ya lo decía mi abuela, "en mis tiempos nos buscabamos las castañas del fuego".


En fin a lo que íbamos. Allá por los años 50, una vez acabada la Segunda Guerra Mundial y en plena Guerra Fría, EE.UU y URSS, se preparaban para ser el primero en colonizar el espacio, y todo porque a los rusos se les ocurrió la idea de enviar la primera sonda al espacio, el Sputnik, pese a que EE.UU poseía las mejores mentes pensantes. Y ahí comenzó la Gran Carrera Espacial, dando grandes proezas a cada nación. Aunque los rusos iban por delante, al final EE.UU tomó la iniciativa (vamos, que se "picó"), y decidió mandar el primer hombre a la Luna. Surgieron entonces las misiones Mercury, Gemini y Apollo. Fue, cuando el 20 de julio de 1969, Neil Armstrong llegó a ser el primer humano en acariciar el dulce, rocoso y bello relieve lunar, aunque muchos crean que en vez de alunizar, aterrizara en el rancho de Kubrick.

¿Y para qué todo ésto? Pues sencillamente para comprender un poco más a la Luna, bueno, quiero decir, para saber como llegó hasta ahí (no es que esté deprimida ni nada de eso), y desvelar varias de las incógnitas que siempre se nos han planteado. De ahí surgió la Teoria del Gran Impacto que viene a decir, que, cuando en la Tierra primigenia aún no había atmósfera, un asteroide del tamaño de Marte, impactó sobre ésta dos veces, poniendo un chorro de roca vaporizada en órbita, hará unos 4500 millones de años.
Los pequeños cuerpos que lo componían se acumularon tan deprisa, que el calor generado en el proceso licuó las capas exteriores de la Luna naciente. La corteza lunar surgió más tarde; se formó con los minerales de baja densidad que emergieron hacia la superficie del óceano de magma.
Siguió a esta fase un virulento de cometas, asteroides y meteoros. Algunos crearon depresiones de más de 2000 km de diámetr o. La mayoría de los cráteres, al menos en la cara visible, se rellenaron 300 ó 400 millones de años después con lava basáltica rica en hierro, así surgieron los mares. Apenas nada más le ha pasado a la Luna en los últimos 3000 años.



Pero ahora viene lo bueno, porque en vez de aclarar...Los análisis de las rocas, traidas por las misiones Apollo, junto con la sonda Clementine, concluyeron que en el Oceanus Procellarum, existen rocas basálticas anómalas ricas en elementos presentes en cantidades de traza, o "KREEP" (potasio, elementos de tierras raras y fósforo). Según los geólogos, esas trazas son incompatibles con las estructuras cristalinas de los minerales de las rocas comunes.
En las tierras altas, se encontró anortosita, una roca ígnea compuesta de, sobre todo, feldespato, y rica en calcio y aluminio. Es poco densa, por lo que cabe pensar que flotó hacia la superficie de océano del magma. Ay, amigos, pero esperad, que esto si que es curioso: las rocas recogidas po r el Apollo 11 contiene un alto porcentaje de titanio en los basaltos de mar lunar, algo inexplicable, ya que, cómo los magmas de alta densidad y elevado contenido en titanio pudieron ascender por encima de la corteza de anortosita, aunque sean raras en la Luna. De momento una incognita.

Venga, va, termino de contaros la topografía y ya empiezo con la otra teoría (madre, qué impacientes). La Luna es abrupta. La diferencia entre el punto más alto y más bajo es de 16 km. En la Tierra, donde la máxima diferencia es de 20 km, la topografía resulta de la actividad tectónica, la Luna, por el contrario, ha permanecido fría y rígida, así, a ojo, unos 4000 mi llones de años. Según el Prospector Lunar, existen zonas con distinta gravedad. Una posible explicación es que ciertas infiltraciones de roca densa del manto lunar emergieran a la superficie de las depresiones tras los impactos que crearon éstas.(Bibliografía: "La nueva Luna", Tema 53, Revista Investigación y Ciencia, 3º Trimestre, 2008).

Y ahora algo para aquellos que quieren otra explicación, si no están muy de acuerdo con ésta, claro, otra que pueda explicar algunas cosas que se quedan en el aire. La teoría, publicada por dos científicos soviéticos, Mijail Vasin y Alexandr Sherbakov, en la revista Sputnik, declaran que: " La Luna no es un satélite natural de la Tierra, sino un inmenso planetoide hueco, realizado por alguna civilización muy avanzada y técnicamente preparada, y colocado en órbita alrededor de la Tierra hace muchos siglos". Chaaaaaaaaanananiananiaaaaaaa...toma ya, así, sin nada. Bueno, bueno, no os aceleréis todavía, que ahora mismito os pongo sus razones, a ver que sacáis en clave...

Misterio nº1.
Según las leyes cósmicas, la Luna no debería estar girando alrededor de la Tierra. Según Isaac Asimov, la Luna tiene una cuarta parte el tamaño de la Tierra, algo sorprendente, ya que los planetas pequeñ os, como Mercurio o Venus, con débiles campos gravitatorios, normalmente carecen de satélites.
Además de eso, la Luna tiene una órbita que se aproxima extrañamente a la de la Tierra alrededor del Sol.

Misterio nº2.
La Luna no tiene la forma que debería tener según la teoría de las mareas, ya que la combatura es 17 veces mayor de lo que puede aceptar esta teoriá. Y además, no está en el lado que da a la Tierra, sino en el otro. ¿Qué fuerza peculiar interna existe en el cuerpo de la Luna? Explicación: Probablemente la nave tenía una capa doble, una blindada de 30 km de espesor y sobre ésta, una más fina de 4.5 km. Bajo ésta, un espacio de 100 km de radio donde se encontraban los gases necesarios para la respiración, y, finalmente, el núcleo activo.

Misterio nº3.
Los cráteres lunares, pese a su fantástico tamaño, son poco profundos (cráteres de 70 a 150 km tienen unos 3 ó 4 km de profundid ad). Se ha calculado que un meteoro de un millón de toneladas tiene la fuerza explosiva de un megatón. Sobre la superficie lunar han caído meteoros de un billón de toneladas y sólo han dejado agujeros anchos y poco profundos. La explosión habría lanzado por los aires millones de toneladas de rocas lunares y producido un gran agujero de varios km de profundidad. Explicación: cuando el meteorito choca contra la cubierta exterior de la Luna, ésta actúa como capa amortiguadora de los golpes y el cuerpo extraño tropieza con una inpenetrable barrera esférica, de este modo, queda abollada.

Misterio nº4.
Las cuatro quintas partes de los mares de la Luna se encuentran en el lado que da a la Tierra y, además éstas están libres de cráteres. Explicación: cuando los meteoros chocaban contra la superficie, agrietando la capa protectora exterior, los extraterrestres bombeaban material con aspecto de lava a partir de rocas y materias del interior, para parchear los daños causados.

Misterio nº5.
Existen extrañas zonas donde la fuerza de gravedad es más fuerte. Explicación:
estas zonas en realidad serían almacenes del material utilizado para la reparación del casco.


Misterio nº6.
La cara oculta de la Luna es muy diferente a la visible. Tiene muchos más cráteres, más montañas, pero pocos mares. Explicación: no está del todo claro, pero podría ser debido al viaje. Se encontraría con muchos peligros: cinturones de asteroides, lluvias de meteoros, etc, quedando uno de sus lados repentinamente expuesto a tales ataques.

Misterio nº7.
La Luna tiene el 60% de la densidad de la Tierra. Según el Dr. Gordon McDonald, uno de los científicos de la NASA, afirma que, "aunque los datos astronómicos son reducidos, exigen que el interior de la Luna sea menos denso que las partes exteriores" Explicación: o no tiene centro ferroso o está parcialmente hueca (artificialmente).

Misterio nº8.
La Luna difiere marcadamente de la Tiera en cuanto a la naturaleza de su composición. Y además, la teoría que explica que un planetoide sea capturado por el campo de la fuerza de la gravedad terrestre tiene serios impedimentos, ya que, cómo pudo acercarse justo en el ángulo exacto y a la velocidad precisa para quedar atrapada. En el hipotético caso en el que hubiera pasado ésto, la órbita de la Luna sería alargada y elíptica, en lugar de casi circular. Explicación: se formó en algún otro lugar del Sistema Solar, o incluso fuera de él; después fue colocada, de alguna manera, alrededor de la Tierra.
(Bibliografía: "La Luna, una misteriosa nave espacial" Don Wilson. Editorial Pomaire, 1975).
Existen más asuntos misteriosos que no pondré porque sino estoy (y estáis) hasta mañana (otro día más no, llevo así semanas), asique si os ha gustado, leéd el libro.

Bueno, ¿qué os ha parecido? ¿Insultante? ¿Interesante? ¿O simplemente un cuento más de Ciencia Ficción? Teorías aparte, el caso es que la Luna ha sido siempre un gran misterio (creo que nunca podré dormir), incluso desde el siglo XVIII, cuando los astrónomos observaban luces en la Luna, pero deduzco que todavían nos quedan muchos años de investigación, años para saberlo TODO. Hasta entonces, sólo cabe imaginárselo.

" Lo más bello que el hombre puede experimentar es el misterio, fuente verdadera de todo arte auténtico y de toda la ciencia".

Albert Einstein.